Inicio / Consejos / Bronquiolitis en niños

bronquiolitis-en-niños

Bronquiolitis en niños

¿Qué es la bronquiolitis?

La bronquiolitis es una enfermedad frecuente del aparto respiratorio, provocada por una infección que afecta a las vías respiratorias diminutas, denominadas “bronquiolos”, que desembocan en los pulmones. Conforme estas vías respiratorias se van inflamando, se hinchan y se llenan de mucosidad, lo que dificulta la respiración.

  • afecta con mayor frecuencia a lactantes y niños pequeños porque sus vías respiratorias, de tamaño más reducido, se obstruyen con más facilidad que las de los niños mayores y los adultos
  • típicamente se da durante los dos primeros años de vida, con una máxima incidencia entre los tres y los seis meses de edad
  • es más frecuente en los bebés y niños de género masculino, los que no se han alimentado con leche materna y lo que viven en condiciones de hacinamiento
  • la asistencia a guarderías y la exposición al humo del tabaco también pueden incrementar las probabilidades de que un bebé o niño pequeño desarrolle una bronquiolitis
  • los niños que han padecido bronquiolitis tienen más probabilidades de desarrollar asma más adelante

Síntomas

Los primeros síntomas de bronquiolitis suelen ser los mismos que los del resfriado común:

  • congestión nasal
  • moqueo de nariz
  • tos leve
  • fiebre baja

Estos síntomas duran uno o dos días y van seguidos de empeoramiento de la tos y respiración sibilante (silbidos agudos al espirar).

A veces se desarrollan de forma paulatina problemas respiratorios más graves, marcados por los siguientes signos:

  • respiración rápida y superficial
  • frecuencia cardíaca acelerada
  • hundimiento del cuello y del tórax en cada respiración, lo que recibe el nombre de “retracciónes”
  • ensanchamiento de las fosas nasales
  • irritabilidad, asociada dificultades para dormir y signos de fatiga o adormecimiento

Prevención

La mejor forma de evitar la propagación de los virus que pueden provocar una bronquiolitis consiste en lavarse las manos a menudo. También puede ayudar el hecho de mantener a los bebés lejos de personas resfriadas o con tos. Los bebés que están expuestos al humo del tabaco tienen más probabilidades de contraer bronquiolitis más graves, en comparación con los bebés que viven en casas donde no se fuma.

Cuándo llamar al pediatra

Llame al pediatra si su hijo:

  • presenta respiración acelerada
  • tiene fiebre muy alta
  • tiene una tos que empeora
  • tiene problemas para respirar
  • si los labios o las uñas de los dedos se le ponen azulados

¿Te gusto nuestro artículo? ¡Compártelo!

¡Escribenos!

contacto@neosano.com

¡Escribenos al WhatsApp!

(443) 275 2164

¡Llamanos!

(443) 275 2164